[ARTÍCULO+VIDEO] Diez claves del discurso y las acciones terroristas en Venezuela (Arlenin Aguillón)

Estamos enfrentando una corriente terrorista que busca la eliminación física de los ciudadanos y de las ciudadanas que apoyan a la Revolución Bolivariana. La corriente fascista en Venezuela, financiada por EEUU, emplea una serie de tácticas discursivas y acciones terroristas que van mucho más allá del escenario político-electoral. Con una imagen legitimada por la mayoría de la prensa privada mundial, Henrique Capriles, Leopoldo López, María Machado y Antonio Ledezma, fungen como activistas principales de esta corriente ideológica asesina. Veamos a continuación diez claves del discurso y las acciones terroristas en Venezuela.
Arlenin Aguillón
Periodista y semiólogo
@arleninaguillon

1.- Emplean una serie de símbolos que construyen representaciones mentales en el contexto de una guerra civil. Jóvenes llenos de pintura roja, acostados en el piso de los principales centros comerciales, representan asesinatos masivos. Lo mismo ha ocurrido en las instalaciones del metro. Cruces colocadas en las playas, buscan significar los campos de la muerte o las fosas comunes. No se requiere una guerra civil real. Se busca consolidar una imagen de guerra civil, para justificar la invasión de Venezuela.

2.- Las operaciones psicológicas tienen como esencia controlar las emociones, específicamente el miedo o la histeria. El nivel de aceptación de la solución planteada, que es tumbar a Maduro, dependerá del nivel de histeria colectiva. A mayor histeria colectiva, mayor será la aceptación de la solución planteada. Y esa solución será criminal.

3.- El fascismo creó al enemigo único: Hugo Chávez/Chavismo. Una persona llena de miedo busca a acabar con ese ente atemorizante. Por eso, las operaciones psicológicas se centran en la satanización del chavismo. A mayor temor, o rabia, se incrementa la necesidad de defensa. Una defensa que, incluso, prevé la eliminación física del enemigo.

4.- Los terroristas necesitan crear las condiciones concretas para el enfrentamiento pueblo contra pueblo. Por lo tanto, emplean tácticas discursivas, y acciones políticas, que giran en torno a aumentar el odio pueblo-pueblo.

5.- Emplean la táctica de la última guerra: El escenario “ahora o nunca”. Lo dijeron en 2002 con el golpe y el saboteo a la industria petrolera; Lo repitieron en 2004 cuando convocaron “el firmazo”, para la activación del referéndum; La táctica de la “ultima guerra” la volvieron a repetir cuando no se le renovó la concesión a RCTV; En las elecciones presidenciales de 2006 y 2012 se formuló en términos iguales; Actualmente, aprovechando el miedo, la ira y la histeria colectiva que sembraron en sus seguidores, vuelven con mayor fuerza para decir “ahora o nunca”.

6.- Siguiendo uno de los principios de la propaganda nazi, envían un mensaje simple y sin argumento. El mayor argumento, es no tener argumento. Mientras más simple es el mensaje, mayor población abarca.

7.- Sus seguidores están condicionados a rechazar las buenas noticias. Sólo buscan lo que quieren y necesitan escuchar. Alrededor de 25 millones de líneas celulares activas existen en Venezuela. Ese es el principal canal propagador de operaciones psicológicas.

8.- El intelectual cubano, Ernesto Vera, plantea que la mentira es organizada, mientras que la verdad es dispersa. Existe un sistema nacional e internacional de plataformas difusoras que instan, propagan, avalan y legitiman las acciones terroristas en Venezuela. Es un sistema que no necesita lineamientos explícitos. Cada uno sabe el rol que cumple. Un mismo mensaje, un mismo objetivo y una misma finalidad: Acabar con el chavismo, para apoderarse del petróleo venezolano.

9.- Con el uso de términos precisos, cambian la realidad real venezolana. Crean un Estado represor que violenta los Derechos Humanos. Los cuerpos de seguridad del Estado, se presentan como fuerzas represoras. El policía es asesino, el terrorista es pacífico, la libertad es opresión, asesinar es libertad.

10.- Desde el 2013 el antichavismo dejó de ser una posición política y se convirtió en una corriente ideológica nazi que busca el exterminio del enemigo. Ya no se trata de deslegitimar la imagen del adversario en una contienda política… el objetivo es eliminarlo físicamente.

La Redoma

Phasellus facilisis convallis metus, ut imperdiet augue auctor nec. Duis at velit id augue lobortis porta. Sed varius, enim accumsan aliquam tincidunt, tortor urna vulputate quam, eget finibus urna est in augue.